credibilidad: 4,60
posición: 1 / 197

Un artefacto de estas características no es sencillo de construir ni mucho menos. Supongamos que se trata de algo "desconocido" que no tiene por que ser un haz laser. Podría tratarse de un generador de plasma alrededor de un núcleo deplegable. Algo así como un paraguas que extiende su eje y éste empieza a generar plasma.

Esto supondría una serie de problemas muy serios. Para empezar, el plasma es como un gas muy energético y no tiene un núcleo sólido como ocurre con los sables de luz. Debe haber un núcleo sólido que absorba los impáctos. Este núcleo no sólo generará el plasma que lo envuelve si no que además debe evitar derretirse por el inmenso calor que este produce. Todos hemos visto (en las películas, claro) como una de estas armas derrite aleaciones metálicas de alta resistencia, pero no debiera derretir su propio núcleo. Luego existiría algún tipo de material que sería resistente al plasma.

El propio plasma generaría un calor tal que seguramente calentaría el mango del sable a temperaturas en las que no habría que ser Jedi si no fakir para poder soportarlas. En realidad serían temperaturás de cientos si no miles de grados. Por lo que habría de tener en el propio arma un sistema termodinámico ultra avanzado de refrigeración de la empuñadura. Este sistema es incluso más difícil de crear que el propio plasma.

La energía es otro problema añadido e insalvable a día de hoy, ni parece que tenga un futuro cercano. La fuente de energía, iría incorporada en el propio mango, como un iPhone lleva la batería en su interior y todos conocemos la autonomía de los smartphones en general, no entremos en discusión de marcas por ahora. Esta batería o fuente de energía debería generar el equivalente a la energía que consume un pueblo pequeño o mediano, sin tener en cuenta el sistema de refrigeración. Actualmente solo se podría conseguir mediante algún tipo de reacción nuclear, seguramente de fusión ya que se trata de ciencia ficción o de antimateria. Ambas tecnologías de nuevo se escapan de nuestras actuales posibilidades tecnológicas.

tot. a favor: 2
Regístrate y participa